¿Te duele la espalda? Puede ser el clima laboral de tu trabajo…

Por Alejandro Amaré

Tensión muscular, estrés excesivo, mal genio, altercados o pleitos en el trabajo, falta de comunicación, comer solo todos los días, inseguridad laboral…. Aunque no siempre lo creamos, estos son síntomas de un mal ambiente laboral. No, no es que tu personalidad no sea agradable; existen una serie de factores que se requieren evaluar para determinar el Clima Laboral de un lugar de trabajo, y que es responsabilidad de la empresa mejorar, brindando así un mejor ambiente para que desempeñemos nuestras funciones. Por desgracia, todavía existen muchas empresas que no se preocupan por instaurar políticas de Ambiente Laboral, sin darse cuenta que la gente que trabaja ahí es el Activo Mas Importante que pueden tener.

Pensemos rápidamente en algunas cosas (solo algunas) que pueden estar pasando en tu empresa que ocasionan una mala convivencia entre los empleados:

  • Liderazgo autoritario o coercitivo: el jefe de jefes manda, y punto. Controla, decide, arregla, aprueba, y es el mas grande todólogo que puede existir en la faz de la tierra. Evidentemente, no le gusta que lo cuestionen, por lo que la gente se dedica simplemente a hacer lo que le ordenan y no ir mas allá, porque, ¿para qué me esfuerzo de mas? Este tipo de situaciones no ayudan al desarrollo personal ni profesional, limitan la autonomía, y fomentan la inseguridad y el miedo, así como el rechazo a los que piensen diferente.
  • Poca motivación laboral: nadie reconoce tus logros, las prestaciones no son competitivas, los incentivos son escasos… A veces, un simple reconocimiento, en corto o en público, mueve montañas. La falta de incentivos y/o motivaciones ocasionan malestar, inconformidades, tensiones, incluso agresiones, y generalmente derivan además en una alta rotación.
  • Tareas poco estimulantes: si el trabajo es rutinario o poco atractivo para cada talento que esté en la empresa, se genera un ambiente de conformismo y falta de interés que puede ser muy retante para los líderes. Cuando lo que haces en tu día a día no trasciende, es imposible encontrarle sentido a tus actividades, mas allá del cumplir para no perder el empleo y ganar tu sustento. Si este efecto es masivo, entonces se crea una sociedad pasiva y estática, en la que simplemente nadie le echa ganas a nada.
  • Falta de sentido de pertenencia: nadie te toma en cuenta, ni a ti ni a tus ideas. Suele pasar mucho mas seguido de lo que parece, y es una causa innegable del mal ambiente laboral. Cuando el consenso es limitado, se da una fuerte resistencia al cambio y una reducción en el interés y por lo tanto en la productividad laboral.

Estas son solo algunas de las causas. Existen muchas situaciones que individualmente o en su conjunto ocasionan problemas en la oficina, lo cual suele derivarse en un aumento de los conflictos, ausentismo, apatía, mobbing, alta rotación, reducción en la productividad y la calidad, ineficiencia en tareas diarias, y muchos más, que normalmente acaban impactando en el nivel de ventas y/o utilidades de la empresa. De ahí que sea muy importante atender estos puntos incluso para la Dirección General.

Los talentos que trabajan en una empresa con mal ambiente suelen cambiar sus objetivos laborales. Ya no se preocupan por su rendimiento y ya no les interesa cumplir con sus metas laborales. Sus preocupaciones son aguantar esta semana, llegar a la quincena, tratar de terminar el día sin tener algún pleito por los obstáculos habituales, contar cuantas veces hay que darle el avión al jefe, cumplir con el horario godín, y salir corriendo de ahí. Ya no les interesa incrementar la productividad, crecer, capacitarse, etc., pues solo están buscando la salida, ya sea por el día o definitivamente.

Si estás en una situación así, ¡huye! Pero huye con sentido y responsabilidad. No renuncies así nada mas; planea tu salida y la búsqueda, cambia a una empresa que tenga mas cosas en común con tu perfil. Arma bien tu CV, llena tu perfil, capacítate, piensa en cual es tu trabajo ideal, y comienza ese cambio que tú y tu familia necesitan. Recuerda que es más sencillo conseguir trabajo teniendo trabajo que siendo desempleado.

Regístrate hoy en Click n’ Talent, completa al 100% tu perfil,  y deja que ese trabajo ideal que pensaste te encuentre.

¡Síguenos en Facebook y recomiéndanos con todos tus conocidos!

 

    • Francisco
    • 24 abril, 2018
    Responder

    El articulo me pareció mas que conocido, lamentablemente esto sucede en muchas empresas en donde el activo mas importante es justamente el empleado, de tal manera que se vuelve un objeto mas al que solo se le ordena o en el peor de los casos se le reacomoda, ojala algún dia estas empresas tomen en cuenta que quien las saca adelante es el empleado sin nombre pero que entrega la mayor parte de su vida en el trabajo diario.
    Felicidades por su articulo!!!

      • Click n' Talent
      • 24 abril, 2018
      Responder

      Gracias por tu comentario Francisco. Te invitamos a leer el resto de nuestro Blog, comentarlo y compartirlo con tus conocidos. Síguenos en Facebook!

Escribe tu comentario