El Liderazgo del Profe Osorio

El Liderazgo del Profe Osorio

Por Alejandro Amaré 

El fin de semana pasado, el pueblo de México vivió uno de los momentos más emotivos de los últimos tiempos. Todos los mexicanos brincamos, llenos de gozo y felicidad, festejando el gol del Chucky Lozano, ese 1-0 ante los germanos que nos llenó de esperanza. Al unísono gritamos, emocionados, como si hubiéramos ganado la final del Mundial. Y es que nadie realmente creía que fuera posible que le ganáramos a Alemania; teníamos fe, pero nada más.

Durante meses, si no es que años, criticamos al Profe Osorio. Que no estaba planteando un esquema de juego constante, que no tenía una idea clara, que no estaba teniendo logros importantes, y muchas críticas más. Incluso cuando salió el Chicharito a decir que no tuviéramos una mentalidad mediocre, que los apoyáramos y creyéramos en que esta generación de jugadores podría lograr mucho más, nos negamos a darle el beneficio de la duda. Cuando algún otro jugador calificó al Profe como “genio,” muchos se rieron.

Desconozco si sea un genio o no. Su teoría del método en lugar del instinto puede ser que dé resultados consistentes, ya veremos. Pero veamos el tema desde otra perspectiva: el reclutamiento y selección.

Osorio pasó años probando jugadores. Probando combinaciones. Cada vez que tenía un partido, armaba un esquema de juego diferente, diseñado para probar alguna característica de uno o mas de los seleccionados. El objetivo de esto era conocer a fondo todas sus piezas, y no solo a nivel de habilidades futbolísticas, sino también a nivel mental. ¿Qué jugadores aguantan mejor la presión? ¿Quienes trabajan en equipo? ¿Quienes están ahi solo por el dinero o la gloria, en lugar de por el deseo de ganar?

Osorio se tardó, pero logró reclutar un equipo, lleno de talentos, pero sobre todo, lleno de perfiles compatibles, con él y entre ellos. Jugadores que saben seguir instrucciones porque creen plenamente en su plan de juego. Sin duda, tuvo que armar un plan de juego realista, razonado, estructurado, muy bien pensado. Pero ese plan de juego no funcionaría si no tuviera jugadores con un perfil ganador. El Chicharitolo dijo: “¿Por qué no pensar en el séptimo partido? Jugamos en los mismos lugares y contra los mismos jugadores que las grandes favoritas, y nosotros, los seleccionados, les jugamos al tu por tu.” Es un equipo con mentalidad positiva, que no se amaga ante la presión, que ha aguantado críticas y chismes, y que se mantiene unido. Osorio dedicó años a su proceso de selección.

El Profe, además de armar un gran equipo, mostró rasgos indiscutibles de un líder moderno, no autoritario. Es liderazgo por convencimiento. “Vendió” la idea a la Femexfut, luego al cuerpo técnico, luego a los jugadores. Nunca se lo compartió a la afición, o nunca lo logramos entender. Pero el hecho es que logró convencer a todos de que trabajando duro en equipo se puede llegar a un objetivo común mucho más relevante de lo que se puede obtener con puras individualidades o con un equipo desunido e incompatible.

Años de análisis y esfuerzo le rindieron frutos. Después de las grandes críticas, ahora vive entre grandes alabanzas, no solo de México, sino de buena parte del mundo futbolero. Se mantuvo firme, encaminado, y haciendo su trabajo.

Profe, has llenado de esperanza a un pueblo. Sigue igual, lidereando a esta Selección, para que la esperanza se transforme en realidad. El camino a semifinales se ve claro. Esta vez, sí es posible, y todo México te apoya.

Felicidades a la Selección Mexicana por el triunfo inesperado, y que la humildad les permita seguir ganando contra el resto de las mejores selecciones del mundo a quienes todavía tienen que enfrentar.

¡Participa en nuestra Trivia Mundialista! Tenemos grandes premios para los ganadores, incluyendo televisiones y playeras de la selección. Regístrate hoy en Click n’ Talent, completa al 100% tu perfil,  recibe tu invitación a la Trivia, y deja que tu trabajo ideal te encuentre.

¡Síguenos en Facebook y recomiéndanos con todos tus conocidos!

Deja tus comentarios

Close Menu